hacer mudanzas en barcelona niños

Consejos para hacer mudanzas con niños

Hacer malabarismos con cajas móviles y un bebé llorando al mismo tiempo no será fácil. Pero, puedes estar tranquilo, si millones de otros padres pueden hacerlo (sin perder la cabeza), ¡entonces tú también puedes! Para garantizar una mudanza exitosa, recomendamos planificar con anticipación toda la logística de reubicación y estrategias de protección infantil.

A continuación, enumeramos varias estrategias y consejos de esta empresa de mudanzas en Barcelona para hacer una mudanza con un bebé o un niño pequeño.

No empaques demasiado pronto.

“Temprano” es un término subjetivo, y realmente depende de cuán grande sea tu espacio y cuánto tengas que empacar. Si comienzas a empacar demasiado temprano, terminas viviendo en un mar de cajas llenas durante mucho tiempo. Cuando ya vives en un espacio pequeño, esto puede ser increíblemente frustrante. Además del hecho de que estas cajas son una monstruosidad, proporcionan otro objeto más que tu bebé puede levantar y arriesgarse a hacerse daño. Por supuesto, tampoco debes esperar hasta el último minuto. Simplemente planea con antelación pero con lógica para evitar algo de estrés.

Pilla un día libre en el trabajo para empacar.

Embalar con un bebé en la casa es completamente diferente a hacerlo sin nadie. El momento lógico para empacar sería cuando el bebé está durmiendo. Sin embargo, si vives en un espacio pequeño, te preocupa el ruido que estás haciendo al cargar las cajas y el temido chirrido del dispensador de cinta de embalaje. Coger un día laborable mientras el bebé o el niño está en la escuela elimina una gran parte del empaque total.

Coloca todas lo que necesita tu bebé en una caja y tenla siempre a mano.

Dependiendo de qué tan lejos te mudes, es posible que no tengas la energía para desempaquetar todas tus cajas el mismo día que llegas. Empaca una caja con todas las cosas que tu bebé necesitará en las primeras 24 horas después de la llegada. Esto podría incluir pañales, toallitas, pijamas, un atuendo (o dos) para el día siguiente, la bañera, champú / gel de baño, cucharas y cualquier otra cosa que precise. Esto evitará que te veas obligado a desempaquetar solo para encontrar estas necesidades o quedarte sin comprar algo simplemente porque no sabes dónde lo empacaste.

Deja un comentario