Según la Organización Mundial del Turismo, se considera turismo a aquellas actividades que realizan las personas durante sus viajes en lugares distintos a los de su entorno habitual. Para ser turismo, el período de tiempo en ese sitio debe ser superior a 24h e inferior a un año.

 

Estos son algunos de los diferentes tipos de turismo que existen:

 

Turismo de sol y playa: Es el turismo tradicional, debido al gran número de personas que recurren a él cada año cuando se acerca la temporada de verano. Consiste primordialmente en pasar unos días, aproximadamente de media una semana, en un destino de costa para poder disfrutar de la playa y el mar en todos sus aspectos.

 

Turismo de trabajo: Consiste en el desplazamiento de un trabajador fuera de su entorno habitual con fines lucrativos. Estos viajes se suelen realizar para conocer y aprender de la competencia, para realizar conferencias o reuniones, para fidelizar un cliente, etc. Normalmente las personas que realizan estos viajes de negocios suelen ir con todos los gastos pagados y en cierta manera están recibiendo un sueldo por este viaje.

 

Turismo de naturaleza: Lo realizan los viajeros que su principal motivación es estar en contacto con la naturaleza, que tienen inquietudes por el deterioro del medio ambiente y que se sienten preocupados por el calentamiento global. Este tipo de turismo tiene 2 grandes derivaciones: El turismo de aventura, que actualmente es uno de los turismos más solicitados por las personas jóvenes, ya que consiste en realizar actividades que representen un esfuerzo emocional y físico. Y por último el turismo rural donde se busca la convivencia e interacción con la naturaleza y la propia gente del lugar.  

 

Turismo negro: Se ha creado un nicho de mercado gracias a las personas que realizan este tipo de turismo, también conocido como turismo oscuro, que consiste en visitar destinos donde hubieron muchas muertes, dolor, sufrimiento y tragedias. Un ejemplo de lugares como estos serían campos de refugiados, cárceles abandonadas, hospitales encantados, etc.

Hay muchos tipos de turismo y cada uno de ellos más diferentes al anterior, por lo que tengas los gustos que tengas, siempre habrá un tipo de turismo que se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *